Palabras del P. Arturo Sosa, Superior General, con motivo del fallecimiento del Papa Emérito, Benedicto XVI

Palabras del P. Arturo Sosa, Superior General, con motivo del fallecimiento del Papa Emérito, Benedicto XVI

La Compañía de Jesús se une al sentimiento de dolor de toda la Iglesia por la muerte del Papa Emérito, Benedicto XVI, al mismo tiempo que da gracias a Dios por el don de su persona a la Iglesia y al mundo. Son muchos los motivos que tenemos para recordarlo con hondo afecto y gratitud, no sólo por su servicio a la Iglesia universal como Vicario de Cristo, sino por su reiterada estima hacia nuestra Compañía.

Nos unimos a toda la Iglesia y al Papa Francisco en oración de gratitud al recordar con admiración el testimonio de coherencia personal de Joseph Ratzinger y la profundidad del magisterio de Benedicto XVI. Lo despedimos confiados en que el Señor será grande con él al recibirlo en la morada preparada desde siempre para quienes le entregan su vida con generosidad.

Roma, 31 de diciembre de 2022

Homilía 20 de diciembre de 2022. A seis meses de Cerocahui.

Homilía 20 de diciembre de 2022. A seis meses de Cerocahui.

Dios pone sus ojos en lo pequeño, lo imposible o lo difícil. Ahí envía a sus mensajeros a proclamar una buena noticia, una noticia que abre caminos y posibilidades. Dios es el que enciende una luz en medio de la oscuridad.

El mensajero le dice a María, una mujer pequeña, de los márgenes, “Alégrate, tu vida ha estado llena de gracia, el Señor está contigo”. Un saludo que le asusta, le hace preocupar y le hace pensar. Ante esto el mensajero le dice “No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios y darás a luz un hijo que reinará y su reinado no tendrá fin”.

María sigue dudando, le cuesta aceptar el llamado, y ahí el mensajero le dice “el Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, para Dios no hay nada imposible”. Tu vida toda será acompañada por la fuerza de Dios.

Los clamores de nuestro pueblo hacen surgir muchas Marías y muchos mensajeros en nuestra vida, mujeres que se indignan ante la injusticia y el dolor, y en esa indignación sienten el llamado de Dios a dar vida y ser compañeras de Jesús en la construcción de su reino.

En esa pedagogía de Dios el primer paso es reconocer cómo nuestra vida ha estado llena de gracia, cómo en ese dolor aparece la fuerza y el coraje, la resistencia y la compasión. Eso nos ayudará a tener la esperanza de que este Dios siempre estará con nosotros, Él nos acompañará para mostrarnos la palabra y para darnos su consejo y su sabiduría.

Hoy recordamos los seis meses del asesinato de nuestros hermanos Javier y Joaquín, y con este texto sentimos que los mensajeros de Dios nos invitan a reconocer la gracia que ha suscitado su martirio, reconocer la vida y la fuerza que surge de la indignación, la unión y la solidaridad, ahí está la justicia de Dios.

Son dos asesinatos que se unen a tantos más que ocurren diariamente en el país, ahí está la sangre que se convierte en un llamado a construir la paz, la justicia y la seguridad. Pero sabiendo la complejidad de esta realidad, los intereses que se juegan al interior de las instituciones, Dios nos dice “no teman, yo estaré siempre con ustedes, para Dios no hay nada imposible”. Palabras de aliento y confianza.

Por eso hoy decimos en memoria de nuestros hermanos, Dios está haciendo justicia suscitando la indignación y la fuerza para emprender caminos de paz desde lo local, suscitando voluntades para avanzar en la construcción de condiciones de seguridad, y nosotros seguimos pidiendo que este asesinato no quede impune, que se revise el sistema de justicia que favorece esta impunidad, se revise la estrategia de seguridad nacional que favorece el control territorial de los grupos armados y se deje de fomentar el odio y la polarización que alienta la violencia. Para Dios no hay nada imposible.

Celebración de Jubilares 2022

Celebración de Jubilares 2022

El pasado 10 de diciembre la Compañía de Jesús celebró más de 50 años de entrega de los Jesuitas jubilares:

  1. Miguel Buch López Negrete S.J. (50 años de Sacerdocio)
  2. Ricardo Lapuente Aguilar, S.J. (75 años de Compañía)
  3. José Luis Ramón Gómez Gallegos, S.J. (50 años de Sacerdocio)
  4. Carlos Julio Tapia Orozco, S.J. (50 años de Sacerdocio)
  5. Javier Ávila Aguirre, S.J. (60 años de Compañía)
  6. José Martín del Campo Casillas, S.J. (60 años de Compañía)
  7. José Raúl de Jesús Cervera Milán, S.J. (50 años de Compañía)
  8. José Francisco González González S.J. (60 años de Compañía)
  9. Ramón Sevilla Flores, S.J. (60 años de Compañía)
  10. Sebastián Mier Gay, S.J. (60 años de Compañía)
  11. Neftalí Pérez Cedillo, S.J. (50 años de Sacerdocio)

y los hermanos:

  1. Sergio de la Rosa Dávila, S.J. (70 años de Compañía)
  2. Jesús Reséndez Ramírez, S.J. (60 años de Compañía)

Ser jubilar jesuita, en palabras del P. Ricardo Lapuente, S.J.:
“No hay gaviotas en el cielo, solo la voz de un viajero que se escucha allá a lo lejos. Es la voz de un Peregrino, que dice ser el camino y que paciente me espera en casa, como se espera un amigo”.

A la celebración eucarística asistieron familiares y amistades de nuestros jesuitas, presidida por el P. Luis Gerardo Moro Madrid, S.J., Prepósito Provincial de la Compañía de Jesús en México, acompañado del P. José Francisco Méndez Alcaraz, S.J., Socio Provincial; P. Jaime Porras, S.J., Ecónomo; P. Jorge Atilano González Candia, S.J., Delegado de lo Social; P. Hernán Quezada, S.J., Delegado de Formación; los PP. Gerardo Cortés S.J., y Miguel Quintanilla, S.J., acompañaron con los cantos litúrgico, además de otras/os integrantes del equipo de Gobierno que hicieron acto de presencia en esta festividad.

Después de 2 años sin realizar los Jubilares por pandemia de COVID-19, tuvimos un festejo muy fraterno y solemne para agradecer por la vida de cada uno de nuestros hermanos; siempre, prestos al servicio del pueblo de Dios, a la luz del ejemplo de Javier y Joaquín.

¡Muchas felicidades a nuestros jesuitas jubilares 2022!

La Compañía de Jesús en México conmemora 95 años del fusilamiento del jesuita Miguel Agustín Pro Juárez.

La Compañía de Jesús en México conmemora 95 años del fusilamiento del jesuita Miguel Agustín Pro Juárez.

El pasado 23 de noviembre, los jesuitas en México hicimos una peregrinación y celebramos una misa solemne en honor a nuestro beato jesuita Miguel Agustín Pro Juárez, quien fue ejecutado en la Ciudad de México el 23 de noviembre de 1927, durante la Guerra Cristera.

Miguel Agustín Pro fue acusado sin pruebas del atentado contra el general Álvaro Obregón, la ejecución se realizó sin contar con un abogado defensor y sin derecho a un juicio previo.

Sin embargo, el Padre Pro, como le conocen sus fieles, sirvió a Dios y a su pueblo, siempre cerca de toda persona necesitada y sufriente, sin importar que tuviera que vivir su ministerio sacerdotal en la clandestinidad, volviéndose así, un símbolo de respeto a la dignidad y los Derechos Humanos.

Por ello, en 1988 Juan Pablo II beatificó al Padre Pro y se espera la pronta canonización.

Cada año, cientos de fieles se dan cita en la Parroquia de la Sagrada Familia, en la Ciudad de México, donde descansan sus restos, para ser bendecidos con agua y aceite; además, se realiza una peregrinación que parte desde el lugar donde fue fusilado y se finaliza con la misa especial por el beato.

Conversatorios por la Paz

Conversatorios por la Paz

Con la intención de abrir espacios de diálogo en el ámbito local para recuperar la sabiduría de la ciudadanía en los temas de paz, justicia y seguridad, presentamos la propuesta de “Conversatorios por la Paz”. Se trata de un itinerario de diálogos sociales que anime las iniciativas locales de paz y nos prepare para el Encuentro Nacional para la justicia y la paz, donde se socializará la experiencia de los conversatorios, se dialogará con diferentes actores sociales y se elaborarán recomendaciones para avanzar en la construcción de la paz.

La complejidad de la violencia que daña la seguridad y la convivencia social requiere de herramientas que posibiliten la búsqueda y aplicación de alternativas viables para restablecer la paz. Por esta razón proponemos la realización de los “Conversatorios por la paz”, que son espacios participativos de diálogo donde se comparten experiencias y se construyen aprendizajes para prevenir la violencia en los diferentes niveles de vida.

Este material se elaboró con los aportes de CIAS POR LA PAZ A.C., a quien agradecemos compartir su experiencia y la metodología de estos conversatorios.

Oración por los adolescentes y jóvenes

Oración por los adolescentes y jóvenes

Carta de la Comisión para la Pastoral Litúrgica

 

Ciudad de México, a 12 de septiembre de 2022.

ASUNTO: Oración por los adolescentes y jóvenes.

A TODOS LOS PASTORES Y FIELES DEL PUEBLO DE DIOS

Queridos hermanos y hermanas en el Señor, recordemos que, convocados por la CEM, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos en México, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús y la Dimensión Episcopal para los laicos, continuamos con nuestras Jornadas de Oración Mensual que para este 18 de septiembre la dedicaremos para pedir “por los adolescentes y jóvenes reclutados por la delincuencia”.

En este contexto de oración y comunión, el PGP, nos recuerda el compromiso que tenemos para con nuestros adolescentes y jóvenes:

¨… Queremos expresar nuestro compromiso con cercanía, confianza y diálogo mutuo, para reconocerlos como protagonistas de una transformación social y sujetos de una nueva etapa en la evangelización en nuestras comunidades juveniles, desde un proyecto de vida, orientado hacia su propia santidad. Sabemos que muchos jóvenes de México expresan su respeto por los valores evangélicos y un gran deseo de conocer más profundamente a Cristo; que aprecian el acompañamiento cercano de sus pastores y que participan con alegría y un gran entusiasmo, pidiendo ser tomados en cuenta con responsabilidades dentro de la Iglesia (n. 38).

Que, en este mes, el estudio y profundización de la Palabra de Dios, nos sostenga en el camino de configuración con Cristo Jesús, el Verbo Encarnado, para que al participar en la mesa de la palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo” (DV n. 21; cfr. SC 56) y por intercesión de Santa María de Guadalupe, Reina y Madre de nuestra Patria, instauremos el Reino de la justicia y la paz.

Fraternalmente:

Mons. Víctor SÁNCHEZ ESPINOSA

Arzobispo de Puebla de los Ángeles

Presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Litúrgica

Pbro. Lic. Emanuel VÁZQUEZ CARRILLO

Secretario Ejecutivo CEPALI

 (Este 18 de septiembre, con motivo de la intención por los adolescentes y jóvenes reclutados por el crimen organizado, invitamos al grupo juvenil de la parroquia, a leer esta carta dentro de la Santa Misa, ya sea en la homilía o antes de la bendición final) 

 Hola amigo, sé que no me conoces, y quizás en estos tiempos donde la tecnología está en la mano de todos y mandar un mensaje puede tardar a lo mucho un par de segundos, podrás decir que las cartas son ya muy de abuelos. 

Me contaron un poco de ti, del ambiente en el que vives, algo de lo que haces y, sinceramente, no vengo a juzgarte. Todo lo contrario, no me imagino todo lo que vives y lo que has vivido para llegar hasta donde hoy estás. 

Sabes, a veces a la gente nos es fácil juzgar o decir, “ay, es que tomo el camino fácil” o “es mala persona” o “de seguro así lo educaron”, pero sinceramente nadie conoce lo difícil que pudo ser para ti entrar en ese camino; si fuiste obligado o si por alguna necesidad o desesperación tomaste la decisión de entrar ahí. Porque solo el que carga con la mochila sabe el peso que trae. 

Aunque mucha gente podrá decir “pues que se salga” o “ya le ha de haber gustado”, solo tú conoces tus motivos por los cuales estas ahí, y vengo a ofrecerte mi amistad y mi experiencia de vida. 

Sé los momentos de soledad, miedo o tristeza que debes pasar, porque si yo, teniendo a gente que me quiere, experimento momentos donde me siento triste y solo, pienso que tú también sientes momentos de querer iniciar otra vida, por lo que ves, por lo que escuchas e incluso por lo que a veces te toca hacer. Y en esos momentos cuenta con nosotros. 

Pero sabes, a lo largo de mi vida he experimentado el que no siempre se está solo, puede sonar muy repetitivo, pero cuando conoces el amor de Dios te das cuenta de cómo cambia tu perspectiva de la vida. No te digo que ya cuando amas a Dios todo cambia de la noche a la mañana y que puedes salir de tus problemas a primera hora, porque no es así, pero comienzas a experimentar un amor único, que en los momentos más insignificantes de tu día a día, te vas dando cuenta de ese amor que no abandona, que NO JUZGA y que siempre te abraza: EL AMOR DE DIOS. 

Sé que piensas que ya nadie puede ayudarte, o ves imposible una salida y que en este camino que te tocó o decidiste vivir no hay alguien que quiera caminarlo contigo; sin embargo, te cuento que, a partir de hoy, no estás solo. 

En mí tienes a alguien dispuesto a acompañarte en las situaciones más difíciles, a orar por ti y escucharte cuando el mundo te dé la espalda. En Dios tienes a alguien a dispuesto a abrazarte y cambiar tu vida por completo si decides escucharlo, aceptarlo y seguirlo. Porque te ama con un amor que nadie en la tierra puede comprender. 

Te abrazo con el corazón y quiero que recuerdes que, aunque no me conozcas yo oro por ti, creo en ti y confió en que tendrás la valentía de aceptar el amor de Dios en tu vida. 

¡Nos haces falta hermano! ¡Tu bro y hermano en Cristo!