Selecciona

Lecturas recomendadas

Con la intención de nutrir los fundamentos y el accionar jesuita, te sugerimos esta serie de publicaciones que enarbolan el espíritu y crean un mayor discernimiento de los miembros de la compañía de Jesús y sus obras.

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los ejecutores, monarcas absolutos y el Papa, autoridades inapelables. Después de 50 años, el cambio dramático de escenario político, un nuevo Papa y nuevas autoridades decretaron la resurrección de la Compañía de Jesús, en 1814. El relato de este acontecimiento ha sido descrito por autores jesuitas y otros como un hecho histórico ilustrativo del despotismo monárquico y el sometimiento de la Iglesia a las cortes reales.

En nuestra Patria mexicana los historiadores no han dudado en señalarlo entre los factores causales de la Independencia. En las páginas de este pequeño libro conmemorativo, sólo quiero destacar las actitudes de los reprobados jesuitas mantenidas hasta la muerte, conducta que nos manifiesta el sentido que le daban a sus vidas. Me refiero a la recepción que hicieron de los crueles decretos de extrañamiento irreversible y total extinción en su contra. Los documentos que presento, redactados por las víctimas del atropello, nos hablan claro de cómo entendieron y con qué voluntad respondieron a su condena. A esto llamo recepción, la cual constituye históricamente la razón de su sorprendente regreso. Ellos recibieron en la fe lo incomprensible en parámetros humanos, aceptaron la injusticia en el horizonte de la Providencia de Dios que gobierna la historia, por encima de las perversidades de los hombres. La inmensa mayoría murió en la Noche oscura de la fe, pero con la esperanza del amanecer, que vendría de Dios.

Hoy sabemos que, en medio de esa oscuridad, el estallido de la Revolución francesa y la época napoleónica sepultaron l´ancien régime y propiciaron el fin del poderoso Imperio español. El triunfo de la fidelidad a Dios por parte de los jesuitas descalificados, cuyos prepotentes enemigos nunca manifestaron las razones de sus condenas nos confirma a los jesuitas de hoy en esa misma fidelidad. El Papa Pío VII restituyó la Compañía de Jesús en el mismo Instituto y Constituciones. Hoy, después de dos siglos los jesuitas celebran esa restitución, sabiendo cuál deba ser el camino a seguir en el servicio al mundo actual.

Educar con Espiritu

Educar con Espiritu

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Perfiles de Alfredo Méndez Medina, Jaime Castiello Fernández del Valle y Ramón Martínez Silva, tres jesuitas mexicanos cuyas acciones cambiaron el rumbo del siglo XX del país. Al poner al servicio de la Iglesia y de la sociedad su empeño y conoci­mientos, se involucraron en la situación laboral y en el ámbito educativo, dejando como legado razones más justas y amables para vivir.

Los Jesuitas en México: breve historia de cuatro siglos de la provincia mexicana 1572-1972

Los Jesuitas en México: breve historia de cuatro siglos de la provincia mexicana 1572-1972

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Los Jesuitas y los Papas: cinco siglos de historia

Los Jesuitas y los Papas: cinco siglos de historia

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

El secreto de los jesuítas

El secreto de los jesuítas

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

El Liderazgo Ignaciano: Una senda de transformación y sostenibilidad

El Liderazgo Ignaciano: Una senda de transformación y sostenibilidad

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

 

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

El liderazgo de los Jesuitas

El liderazgo de los Jesuitas

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Los Jesuitas, religión, política y educación (siglos XVI-XVIII)

Los Jesuitas, religión, política y educación (siglos XVI-XVIII)

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Historia de los Jesuitas

Historia de los Jesuitas

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los...

Educar con Espiritu

Educar con Espiritu

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing Perfiles de Alfredo Méndez Medina, Jaime Castiello Fernández del Valle y Ramón Martínez Silva, tres jesuitas mexicanos cuyas acciones cambiaron el rumbo del siglo XX del país. Al poner al servicio de la...

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los...

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los ejecutores, monarcas absolutos y el Papa, autoridades inapelables. Después de 50 años, el cambio dramático de escenario político, un nuevo Papa y nuevas autoridades decretaron la resurrección de la Compañía de Jesús, en 1814. El relato de este acontecimiento ha sido descrito por autores jesuitas y otros como un hecho histórico ilustrativo del despotismo monárquico y el sometimiento de la Iglesia a las cortes reales.

En nuestra Patria mexicana los historiadores no han dudado en señalarlo entre los factores causales de la Independencia. En las páginas de este pequeño libro conmemorativo, sólo quiero destacar las actitudes de los reprobados jesuitas mantenidas hasta la muerte, conducta que nos manifiesta el sentido que le daban a sus vidas. Me refiero a la recepción que hicieron de los crueles decretos de extrañamiento irreversible y total extinción en su contra. Los documentos que presento, redactados por las víctimas del atropello, nos hablan claro de cómo entendieron y con qué voluntad respondieron a su condena. A esto llamo recepción, la cual constituye históricamente la razón de su sorprendente regreso. Ellos recibieron en la fe lo incomprensible en parámetros humanos, aceptaron la injusticia en el horizonte de la Providencia de Dios que gobierna la historia, por encima de las perversidades de los hombres. La inmensa mayoría murió en la Noche oscura de la fe, pero con la esperanza del amanecer, que vendría de Dios.

Hoy sabemos que, en medio de esa oscuridad, el estallido de la Revolución francesa y la época napoleónica sepultaron l´ancien régime y propiciaron el fin del poderoso Imperio español. El triunfo de la fidelidad a Dios por parte de los jesuitas descalificados, cuyos prepotentes enemigos nunca manifestaron las razones de sus condenas nos confirma a los jesuitas de hoy en esa misma fidelidad. El Papa Pío VII restituyó la Compañía de Jesús en el mismo Instituto y Constituciones. Hoy, después de dos siglos los jesuitas celebran esa restitución, sabiendo cuál deba ser el camino a seguir en el servicio al mundo actual.

Educar con Espiritu

Educar con Espiritu

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Perfiles de Alfredo Méndez Medina, Jaime Castiello Fernández del Valle y Ramón Martínez Silva, tres jesuitas mexicanos cuyas acciones cambiaron el rumbo del siglo XX del país. Al poner al servicio de la Iglesia y de la sociedad su empeño y conoci­mientos, se involucraron en la situación laboral y en el ámbito educativo, dejando como legado razones más justas y amables para vivir.

Los Jesuitas en México: breve historia de cuatro siglos de la provincia mexicana 1572-1972

Los Jesuitas en México: breve historia de cuatro siglos de la provincia mexicana 1572-1972

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Los Jesuitas y los Papas: cinco siglos de historia

Los Jesuitas y los Papas: cinco siglos de historia

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Los Jesuitas, religión, política y educación (siglos XVI-XVIII)

Los Jesuitas, religión, política y educación (siglos XVI-XVIII)

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Historia de los Jesuitas

Historia de los Jesuitas

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

La expulsión y exilio de los jesuitas españoles

La expulsión y exilio de los jesuitas españoles

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los ejecutores, monarcas absolutos y el Papa, autoridades inapelables. Después de 50 años, el cambio dramático de escenario político, un nuevo Papa y nuevas autoridades decretaron la resurrección de la Compañía de Jesús, en 1814. El relato de este acontecimiento ha sido descrito por autores jesuitas y otros como un hecho histórico ilustrativo del despotismo monárquico y el sometimiento de la Iglesia a las cortes reales.

En nuestra Patria mexicana los historiadores no han dudado en señalarlo entre los factores causales de la Independencia. En las páginas de este pequeño libro conmemorativo, sólo quiero destacar las actitudes de los reprobados jesuitas mantenidas hasta la muerte, conducta que nos manifiesta el sentido que le daban a sus vidas. Me refiero a la recepción que hicieron de los crueles decretos de extrañamiento irreversible y total extinción en su contra. Los documentos que presento, redactados por las víctimas del atropello, nos hablan claro de cómo entendieron y con qué voluntad respondieron a su condena. A esto llamo recepción, la cual constituye históricamente la razón de su sorprendente regreso. Ellos recibieron en la fe lo incomprensible en parámetros humanos, aceptaron la injusticia en el horizonte de la Providencia de Dios que gobierna la historia, por encima de las perversidades de los hombres. La inmensa mayoría murió en la Noche oscura de la fe, pero con la esperanza del amanecer, que vendría de Dios.

Hoy sabemos que, en medio de esa oscuridad, el estallido de la Revolución francesa y la época napoleónica sepultaron l´ancien régime y propiciaron el fin del poderoso Imperio español. El triunfo de la fidelidad a Dios por parte de los jesuitas descalificados, cuyos prepotentes enemigos nunca manifestaron las razones de sus condenas nos confirma a los jesuitas de hoy en esa misma fidelidad. El Papa Pío VII restituyó la Compañía de Jesús en el mismo Instituto y Constituciones. Hoy, después de dos siglos los jesuitas celebran esa restitución, sabiendo cuál deba ser el camino a seguir en el servicio al mundo actual.

Educar con Espiritu

Educar con Espiritu

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Perfiles de Alfredo Méndez Medina, Jaime Castiello Fernández del Valle y Ramón Martínez Silva, tres jesuitas mexicanos cuyas acciones cambiaron el rumbo del siglo XX del país. Al poner al servicio de la Iglesia y de la sociedad su empeño y conoci­mientos, se involucraron en la situación laboral y en el ámbito educativo, dejando como legado razones más justas y amables para vivir.

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

Noche oscura y amanecer de la Compañia de Jesus. 1767-1814

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

El presente año 2014 es enormemente significativo para los jesuitas del mundo entero. Celebran el bicentenario de su resurrección: habían sido condenados al exilio perpetuo y, poco después, a la extinción. Los ejecutores, monarcas absolutos y el Papa, autoridades inapelables. Después de 50 años, el cambio dramático de escenario político, un nuevo Papa y nuevas autoridades decretaron la resurrección de la Compañía de Jesús, en 1814. El relato de este acontecimiento ha sido descrito por autores jesuitas y otros como un hecho histórico ilustrativo del despotismo monárquico y el sometimiento de la Iglesia a las cortes reales.

En nuestra Patria mexicana los historiadores no han dudado en señalarlo entre los factores causales de la Independencia. En las páginas de este pequeño libro conmemorativo, sólo quiero destacar las actitudes de los reprobados jesuitas mantenidas hasta la muerte, conducta que nos manifiesta el sentido que le daban a sus vidas. Me refiero a la recepción que hicieron de los crueles decretos de extrañamiento irreversible y total extinción en su contra. Los documentos que presento, redactados por las víctimas del atropello, nos hablan claro de cómo entendieron y con qué voluntad respondieron a su condena. A esto llamo recepción, la cual constituye históricamente la razón de su sorprendente regreso. Ellos recibieron en la fe lo incomprensible en parámetros humanos, aceptaron la injusticia en el horizonte de la Providencia de Dios que gobierna la historia, por encima de las perversidades de los hombres. La inmensa mayoría murió en la Noche oscura de la fe, pero con la esperanza del amanecer, que vendría de Dios.

Hoy sabemos que, en medio de esa oscuridad, el estallido de la Revolución francesa y la época napoleónica sepultaron l´ancien régime y propiciaron el fin del poderoso Imperio español. El triunfo de la fidelidad a Dios por parte de los jesuitas descalificados, cuyos prepotentes enemigos nunca manifestaron las razones de sus condenas nos confirma a los jesuitas de hoy en esa misma fidelidad. El Papa Pío VII restituyó la Compañía de Jesús en el mismo Instituto y Constituciones. Hoy, después de dos siglos los jesuitas celebran esa restitución, sabiendo cuál deba ser el camino a seguir en el servicio al mundo actual.

La Historia Secreta De Los Jesuitas

La Historia Secreta De Los Jesuitas

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Los jesuitas: Una historia de los “Soldados de Dios”

Los jesuitas: Una historia de los “Soldados de Dios”

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Jesuitas, liderar talento libre

Jesuitas, liderar talento libre

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

La Historia Secreta De Los Jesuitas

La Historia Secreta De Los Jesuitas

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Los jesuitas: Una historia de los “Soldados de Dios”

Los jesuitas: Una historia de los “Soldados de Dios”

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

La Historia Secreta De Los Jesuitas

La Historia Secreta De Los Jesuitas

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

La expulsión

La expulsión

2014
Autora: Miss M. F. Cusack
Editoial: Gerald E.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

The Jesuit Letter

The Jesuit Letter

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

La expulsión

La expulsión

2014 Autora: Miss M. F. Cusack Editoial: Gerald E. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo...

The Jesuit Letter

The Jesuit Letter

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que,...

La expulsión

La expulsión

2014 Autora: Miss M. F. Cusack Editoial: Gerald E. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo...

El secreto de los jesuítas

El secreto de los jesuítas

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

El Liderazgo Ignaciano: Una senda de transformación y sostenibilidad

El Liderazgo Ignaciano: Una senda de transformación y sostenibilidad

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

 

Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

El liderazgo de los Jesuitas

El liderazgo de los Jesuitas

2015
Autora: Dean Hamilton
Editoial: TyburnTree Publishing

Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas. Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que, no debes congojarte por las desgracias que a mí me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas.

El secreto de los jesuítas

El secreto de los jesuítas

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales...

El secreto de los jesuítas

El secreto de los jesuítas

2015 Autora: Dean Hamilton Editoial: TyburnTree Publishing Y, viéndole don Quijote de aquella manera, con muestras de tanta tristeza, le dijo: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales...