Tiende tu mano al pobre
para que tu bendición sea completa
(Eclo 7,32)

Los jesuitas de México, preocupados por la salud y la economía de toda la gente, nos pronunciamos a favor de la corresponsabilidad y la solidaridad para hacer frente a la pandemia. No es la primera vez que enfrentamos una desgracia que daña las condiciones de vida de los mexicanos; nuestra memoria colectiva guarda el recuerdo de momentos donde la solidaridad nos ha hecho salir adelante.

Invitamos a todos a hacer frente a esta situación en cuatro acciones: 1) asumir lo más posible la recomendación de permanecer en casa, 2) fomentar la cultura del ahorro en nuestras familias, 3)alimentarnos con dietas austeras y nutritivas, 4) ser solidarios con los más necesitados. Tenemos los recursos para afrontar esta situación; lo que necesitamos son circuitos de comunicación para dar de lo que tenemos y podemos.

Lo que hoy experimentamos nos muestra que somos seres vinculados, donde nadie puede quedar fuera. El cuidado de la salud individual no asegura que nos mantendremos sanos; necesitamos cuidar la salud física, mental, espiritual y emocional de toda la comunidad pues todos estamos involucrados. Invitamos a dejar de lado las diferencias políticas y religiosas para asumirnos como un solo pueblo y priorizar las acciones que juntos podemos realizar.

Reconocemos y agradecemos a los doctores, enfermeras y demás empleados de la salud (de instituciones públicas y privadas) que se están preparando para atender esta emergencia, y a quienes ya están atendiendo a las personas contagiadas por el COVID-19.

Nos sumamos a las acciones de la sociedad civil, del Gobierno Federal y de los Estados para colaborar ante esta emergencia.

Ciudad de México, a 24 de marzo de 2020.
En la fiesta de San Óscar Arnulfo Romero

Jose Francisco Magaña Aviña, S.J.
Provincial de México

 

Compartir: