Celebramos el Día de San Ignacio de Loyola con nuevo sitio y una imagen renovada (Videos)

Celebramos el Día de San Ignacio de Loyola con nuevo sitio y una imagen renovada (Videos)

“Al Méssico inbíen, si le pareze, haciendo que sean pedidos, ó sin serlo”. (Carta de San Ignacio a los padres Estrada y Torres, del 12 de enero de 1549. Referencia: Monumenta Ignatiana, Epp. II, 302.)

Hace más de 400 años, San Ignacio de Loyola hacia énfasis en la necesidad de enviar jesuitas a México, «sean solicitados o no». Este 31 de julio es un día de fiesta para la Compañía de Jesús, día de nuestro fundador, y los jesuitas de México lo festejamos con un nuevo sitio de Internet y una imagen renovada:

Enviados por san Francisco de Borja, tercer superior general de la Compañía de Jesús, los jesuitas llegan a tierras mexicanas el 9 de septiembre de 1572. Es un grupo de 15 religiosos bajo las órdenes del padre Pedro Sánchez, primer superior provincial de la Provincia Mexicana de la Compañía. Ya establecidos en la capital del virreinato novohispano, Sánchez promueve la fundación de un colegio-seminario en 1573. Ese mismo año comienzan a recibirse a los primeros novicios. [Conoce más sobre la historia de los jesuitas en México]

Los invitamos a que naveguen por nuestra nueva plataforma en Internet para conocer más de las obras jesuitas y sobre la labor que desde hace siglos hacemos para la sociedad mexicana en diferentes ámbitos:

Memoria ENJUVI 2019: Corazones en Discernimiento

"Cada ciudad puede ser otra, cuando el amor la transfigura", palabras de Mario Benedetti que describen el Encuentro Nacional Juvenil Ignaciano 2019, celebrado en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México-Tijuana los días 21-23 de junio."Son los jóvenes, con su perspectiva, quienes pueden ayudarnos a comprender mejor el cambio de época que estamos viviendo y su novedad esperanzadora. Los jóvenes son los portadores de esa nueva forma de vivir humana que puede alcanzar, en la experiencia del encuentro con Jesús, una luz para iluminar el camino hacia la justicia, la reconciliación y la paz." P. Arturo Sosa SJ.#ENJUVI2019 #CorazonesEnDiscernimiento #MarAdentroMúsica: Vivir bonito de Los Fibos

Publicado por Vocaciones y Juventudes Jesuitas México en Miércoles, 10 de julio de 2019

 

Novicios Jesuitas profesaron Votos Perpetuos (Videos y Fotos)

Novicios Jesuitas profesaron Votos Perpetuos (Videos y Fotos)

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús comparte con alegría que este fin de semana 4 novicios profesaron sus votos perpetuos de pobreza, castidad y obediencia, con lo que pasan a ser «escolares aprobados jesuitas en formación» y consagrar así sus vidas en la Compañía de Jesús.

Se trata de los jóvenes Alberto Munguía Gómez, Aldo Nehemías Hernández Hernández, Humberto Guzmán Parra y Sebastián Salamanca Huet.

La ceremonia litúrgica fue encabezada por el padre Francisco Magaña, SJ, Provincial de la Compañía de Jesús en México, y concelebrada con otros jesuitas. Se realizó en la sede del noviciado de Ciudad Guzmán, Jalisco, en la capilla de Santa Elena de la Cruz.

De esta manera, se comprometieron a “entrar en la Compañía (de Jesús) para vivir en ella perpetuamente”, para lo cual continúan con un importante proceso de preparación académica y espiritual conla finalidad de seguir en el camino de su formación en la Compañía.

La ceremonia litúrgica fue encabezada por el padre Francisco Magaña, SJ, Provincial de la Compañía de Jesús en México, y…

Publicado por Jesuitas México en Lunes, 29 de julio de 2019

Al terminar la ceremonia litúrgica, los cuatro jóvenes junto con familiares, amigos, personas de la localidad y padres jesuitas, convivieron en un festejo en el que hubo una rica comida.

Agradecemos a todos su participación, el esfuerzo de apoyar a las vocaciones sacerdotales y a los futuros jesuitas.

Publicado por Vocaciones y Juventudes Jesuitas México en Sábado, 27 de julio de 2019

Compartimos la galería del padre Aluico Esparza SJ:

Desigualdad y pobreza crecieron escandalosamente  con Neoliberalismo: Secretariado Social Jesuita

Desigualdad y pobreza crecieron escandalosamente con Neoliberalismo: Secretariado Social Jesuita

En el marco de la Celebración del 50 Aniversario del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología Puente Grande, Jalisco, México 3 al 8 de junio 2019 Tras cinco décadas de políticas neoliberales en América Latina y el Caribe, el crecimiento de la desigualdad y la pobreza son escandalosas. Mientras aumentan los capitales financieros se violan los derechos humanos y se niega la vida digna para millones de seres humanos. Las políticas económicas generan violencias y crisis de las democracias, obligando a millones de personas a dejar sus países para buscar salvar la vida. Los pueblos indígenas, afrodescendientes y campesinos, se ven amenazados por la voracidad del modelo extractivista que no respeta sus territorios ancestrales ante la mirada pasiva y cómplice de los Estados. Los niños, adolescentes, jóvenes, ancianos y las mujeres sufren el dominio de un modelo patriarcal que les excluye y mata. La vida de todos los seres está amenazada. San Pablo nos recuerda en la carta a los Romanos que donde abundó el mal, la injusticia y pecado, sobreabundó la gracia, la esperanza y el amor. Es un tiempo de Kairos, el momento adecuado y oportuno, el tiempo de la gracias de Dios que como gran misterio inagotable y siempre mayor nos invita a mirar la vida en toda su diversidad como signo de su presencia trinitaria y desde esa fuente; desde ese envoltorio de la vida nos manifiesta caminos, senderos y ríos por donde navegar juntos y en esperanza. El 50 aniversario del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología nos regala un momento especial para agradecer y discernir la presencia cercana de Dios en este continente de tanta desigualdad y violencia, pero a la vez bañado de una enorme esperanza. Como parte del cuerpo apostólico de la Compañía de Jesús, jesuitas, laicas y laicos, nos sentimos agradecidos con Dios, padre y madre, porque a pesar de nuestras debilidades e indiferencias, nos sigue llamando a la conversión, hacia la fe que exige compromiso con la justicia, mayor diálogo con la rica diversidad de culturas, y reconciliación con toda la creación. Los compromisos asumidos durante estos 50 años y la entrega de nuestros mártires nos inspiran a iniciar e impulsar discernidamente nuevas iniciativas de amor y entrega. Las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía nos invitan a la conversión, a la solidaridad y a caminar con las víctimas y sobrevivientes de modelos de desarrollo inequitativos que depredan la naturaleza: migrantes, indígenas, mujeres y jóvenes, todos y todas las cuales buscan entre las grietas de la vida amenazada un futuro esperanzador. Las Preferencias nos mueven a revitalizar la misión común, y nos invitan a construir, en el horizonte de la fe y la justicia, alternativas inclusivas y sustentables de vida para todos y todas. La Ecología Integral nos propone un nuevo paradigma para la acción colectiva donde la vida es el centro. Afirmamos así nuestra opción por las políticas para la vida. El mensaje del papa Francisco en la Laudato Sí y el Sínodo Panamazónico representan una oportunidad de aprendizaje y transformación para la humanidad entera. Avanzando desde lo local y desde la base de la sociedad apostamos por la redención de Dios en la realidad aquí y ahora. Es el tiempo de Dios, de la salvación, donde las fuerzas de la vida se van abriendo paso entre las grietas del modelo que aplasta y amenaza la existencia. Esta fuerza de vida la reconocemos en los sobrevivientes y excluidos, en las pequeñas y grandes resistencias e insurgencias de su vida cotidiana, en sus expresiones políticas, en sus modos de organizarse, en el empoderamiento de las mujeres y sus organizaciones, en el entusiasmo de los jóvenes y sus movilizaciones, en la sabiduría de los pueblos indígenas y la defensa de sus territorios, y en la búsqueda resiliente de la vida de las personas migrando contra su voluntad. Experimentamos que nuestra vida se transforma al estar y caminar con ellas y ellos, son nuestra fuerza e inspiración. Nos sentimos llamados al acompañamiento cercano de sus luchas y procesos, afirmamos que son los actores del cambio en Latinoamérica y el Caribe. Desde la diversidad y con la ayuda de Dios, nos comprometemos a construir la justicia y la reconciliación en esta casa común. La mayoría de nuestros países atraviesan un crisis política y social que nos exige una gran colaboración y trabajo en red. Experimentamos el llamado a vernos más unificados como continente y no como países dispersos, separados por fronteras que muchos aspiran convertir en muros para dividirnos, debilitarnos y seguir explotándonos. Queremos ser puente y caminar unidos como un solo pueblo, hijos e hijas de un mismo Dios que nos acoge en esta parte de nuestra Casa Común que es esta América latina y caribeña. En particular queremos lanzar un grito de solidaridad a la Amazonía, Haití, Cuba, Nicaragua, Honduras, Venezuela y a todos nuestros hermanos y hermanas que migran atravesando mares y territorios en busca de un vida digna. Sus desafíos son nuestros desafíos, sus luchas son nuestras luchas. Nos comprometemos a caminar junto a ustedes y trabajar en red por la democracia y la equidad. Sentimos el llamado para “corazonarnos”; para caminar y construir con los despojados, para “preñarnos” de amor por la VidaAceptamos el reto de “enredarnos” como modo de proceder necesario para el cambio. Desde la esperanza que emerge de la Vida de las personas con quienes caminamos en los distintos rincones de esta América herida y resistente, llenos de humanidad, afirmamos con alegría que construir la historia de salvación es posible. Jallalla (Qué viva la vida!!!) (Con información de la CPAL)
Christus, la revista Jesuita de México, disponible en su edición julio-septiembre

Christus, la revista Jesuita de México, disponible en su edición julio-septiembre

En el número de julio –septiembre, la revista Christus está dedicada al tema de la Amazonía  y al sínodo al que el papa Francisco ha convocado  como una medida urgente frente al grave deterioro ecológico que sufre esta región.

Para contextualizar la situación económica, social y ambiental presentamos  los textos de Mauricio López Oropeza y Alfredo Ferro Medina, SJ, ambos integrantes de la Red Eclesial Panamazónica, una red que ha conjuntado esfuerzos y ha aglutinado a diferentes organismos internacionales para defender no sólo el territorio panamazónico, sino también su riqueza cultural y el derecho a la tierra de sus habitantes.
En esta misma línea, la hermana Birgit Weiler, MMS, otra de nuestras autoras apunta sobre la importancia de una educación ecológica que sea respetuosa y valore íntegramente, desde una perspectiva cristiana, tanto a los pueblos originarios como a los espacios que siempre han sido sus hogares. Contamos además con un artículo de Fidel Aizpurúa Donaza, OFM Cap, quien al analizar el Documento Preparatorio al Sínodo establece que el problema no resuelto de esta región se centra básicamente en la pobreza, aumentada por la voracidad de las multinacionales con su cultura del descarte y su mentalidad extractivista. A pesar de lo negro que puede ser el panorama, el sínodo puede constituir un anuncio de buena noticia en medio de circunstancias tan complejas de fragilidad y de muerte por las crecientes expresiones de dominación y exterminio. Eleazar López Hernández, miembro del Centro Nacional de Ayuda a las Misiones Indígenas, y un acucioso analista de la Teología Indígena, nos invita a no perder la esperanza y a unir esfuerzos para generar nuevas relaciones armónicas entre nosotros y con la principal matriz de la vida, la Madre Tierra. (Lourdes Gállego Martín del Campo) La revista está a la venta en todas las librerías de la editorial Jesuita Buena Prensa. Para suscribirse en línea: https://buenaprensa.com/suscripcion-mexico-christus.html

Legado de San Ignacio

Por Arturo Reynoso, S.J.

Sin duda, el legado más reconocido de San Ignacio de Loyola son sus Ejercicios Espirituales, proceso y método espiritual que suscita experiencias de Dios, del mundo y del ser humano que invitan a la libertad, al servicio y, sobre todo, a la contemplación de la presencia y amor divinos en todo lo creado.

Con base en esta profunda vivencia del Espíritu, surge -más allá de un legado teológico o filosófico específico- un “modo de proceder”, una manera de aprender a estar en comunión con Dios y de servir a los demás a partir de la experiencia interior del discernimiento; un discernimiento que toma en cuenta las circunstancias históricas y de la realdad, y que no olvida la evaluación de las decisiones tomadas.

Lo anterior, en expresión de Pierre Emonet, S.J., se traduce en el legado de una “audacia evangélica” que siempre busca la mayor gloria de Dios y el mayor bien para la humanidad.