Pierre Teilhard de Chardin nació el 1º de mayo de 1881 en Sarcenat, un lugar cercano a las ciudades gemelas de Clermont-Ferrand, en la antigua provincia de Aubergne, en Francia central. Sus padres fueron Emmanuel y Berthe-Adele Teilhard de Chardin, quienes procrearon once hijos, siendo Pierre el cuarto de ellos. Tanto Emmanuel como Berthe-Adele eran de linajes aristocráticos y ella era bisnieta de Voltaire.

Conoce la biografía completa aquí

Se dice que Teilhard de Chardin, SJ, fue un conciliador entre la ciencia, la fe y la mística.

La obra del sacerdote jesuita, paleontólogo, filósofo, teólogo y poeta estuvo marcada por sus dos grandes vocaciones: la religiosa y la científica. Fue un hombre que luchó –en tiempos particularmente complicados– por conciliar el pensamiento evolucionista y científico con la fe.

Desde La vida cósmica (1916), uno de sus primeros escritos espirituales durante la Primera Guerra Mundial, hasta Lo crístico (1955), el jesuita estableció sus líneas generales de espiritualidad.

En su labor como paleontólogo destacó su participación en la expedición en China de 1921 a 1937, que descubriera al “Hombre de Pekín”, subespecie del homo erectus.

Compartir: