PGR ofrece disculpas históricas a indígenas defendidas por el Centro Prodh de los jesuitas (Video)

PGR ofrece disculpas históricas a indígenas defendidas por el Centro Prodh de los jesuitas (Video)

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús reconoce la labor del Centro de Derechos Humanos, Miguel Agustín Pro (Centro Prodh), una de sus principales obras sociales, luego de que en un hecho sin precedentes, la Procuraduría General de la República (PGR), ofreció este martes una disculpa pública y reconoció la inocencia de las indígenas Teresa González Cornelio, Jacinta Francisco Marcial y Alberta Alcántara Juan, tras once años de haber sido acusadas indebidamente de privar de la libertad a seis elementos de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI) y haber pasado tres años presas con base en pruebas falsificadas.

Contexto

En mayo de 2006, los agentes federales se enfrentaron con comerciantes de un tianguis en el estado de Querétaro. Tres meses después, las tres indígenas fueron detenidas mientras vendían sus productos, acusadas de haber privado de su libertad a seis elementos de la extinta AFI.

Teresa González Cornelio, Jacinta Francisco Marcial y Alberta Alcántara Juan fueron sentenciadas a 21 años de prisión, sin embargo, sus defensores —integrantes del Centro Prodh- demostraron que habían sido inculpadas con base en pruebas falsificadas, que no contaron con traductores y las supuestas declaraciones redactadas en español, no fueron realizadas por ellas.

La sentencia fue apelada y un tribunal revocó la condena. El procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade, encabezó la ceremonia en la cual se les ofreció una disculpa pública, esto, tres años después de que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA), así lo ordenara.

(Con información de La Jornada)

Declaración de Boston: por la reforma del Papa Francisco en la iglesia católica

Declaración de Boston: por la reforma del Papa Francisco en la iglesia católica

El padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, S. J, dio su respaldo a la Declaración de Boston, documento en el que teólogas y teólogos de Iberoamérica colaboran «con el proceso de reforma de mentalidades y estructuras» de la iglesia católica impulsado por el Papa Francisco, así lo informó la Universidad Iberoamericana en una nota informativa.

Una de las conclusiones del Encuentro Iberoamericano de Teología, enfatiza que «una institución espiritualmente más evangélica, teológicamente más consistente y pastoralmente más abierta a la diversidad sociocultural y religiosa, podrá responder al desafío de trabajar por la justicia, la paz y el cuidado de la casa común, desde una genuina atención a los más pobres y excluidos de nuestra época”.

El documento fue firmado por 45 teólogas y teólogos de todo el continente, incluido el Dr. Carlos Mendoza-Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación de la universidad jesuita, con el fin de apoyar la reforma sinodal de todas las instancias de la Iglesia.

La Compañía de Jesús es la institución que da soporte al Sistema Universitario Jesuita, en el cual la Universidad Iberoamericana centra su modelo educativo.

En un video previo, el padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, S. J., señaló a los participantes en el evento de Boston: “El discernimiento es el camino propuesto por el Papa Francisco para renovar la misión evangelizadora de la Iglesia alrededor del mundo y el único modo verdadero en que realmente se transformen y renueven las estructuras de la propia Iglesia».

Consulte aquí la Declaración de Boston

Declaracion de Boston by Comunicación Jesuitas México on Scribd

Jesuitas ven y opinan sobre ‘Silence’, película de Martin Scorsese (Video y Dossier)

Jesuitas ven y opinan sobre ‘Silence’, película de Martin Scorsese (Video y Dossier)

Decenas de Jesuitas y otros invitados especiales acudieron al preestreno, en la Ciudad de México, de la película Silence, de Maftin Scorsese, basada en la novela homónima escrita por Shūsaku Endō y ambientada en la segunda mitad del siglo XVII.

El filme narra las aventuras de dos jesuitas que son enviados a Japón, luego de que llegaron a Roma noticias de que el P. Cristóvão Ferreira (Liam Neeson), misionero portugués, tras ser torturado, ha renegado de su fe.

Los dos jóvenes jesuitas ˗P. Sebastiao Rodrigues (Andrew Gardfield) y Francisco Garupe (Adam Driver)- sufrirán en carne propia la persecución y los suplicios a los que se vieron sometidos numerosos cristianos de Japón en aquella época.

Mexicano nominado al Oscar

La película es una entrega digna del trabajo de Scorsese. No sólo su nominación al Óscar como Mejor Fotografía (con la dirección del cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto), sino también por la extraordinaria labor de investigación e interpretación del director, así como las actuaciones de Andrew Garfield, Adam Driver, Liam Neeson.

Silencio Prensa Dossier by Comunicación Jesuitas México on Scribd

 

 

 

 

 

A un año de su visita, recordamos el paso de Francisco por México

A un año de su visita, recordamos el paso de Francisco por México

Hace un año, en febrero de 2016, el Papa Francisco realizó su primer viaje pontificio a México, durante el que hizo un llamado de atención a obispos, apeló a la responsabilidad de los gobernantes, pidió perdón a los indígenas, visitó a presos y les dio un mensaje de esperanza a los jóvenes.

Se encargó de visibilizar algunas de las tragedias que aquejan a México, de poner en primera fila a quienes más sufren por la situación del país y de llamar la atención de quienes tienen la responsabilidad.

Aquí recordamos algunos de los momentos más memorables de la visita del Papa jesuita a México:

Ante obispos

El sábado 13 de febrero de 2016 el Papa pronunció un discurso en el encuentro con obispos de México en la Catedral Metropolitana.

«No se necesitan príncipes, sino una comunidad de testigos del Señor», fue una de las frases dicha a los obispos que más llamó la atención en la prensa mexicana.

Ad hoc con el reto que entonces representaba la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estadios Unidos, Francisco habló de la importancia de la identidad como nación, «a este pueblo mexicano, le ayudaría mucho un testimonio unificador de la síntesis cristiana y una visión compartida de la identidad y del destino de su gente».

Reunión con jesuitas

En la frontera

Quizá uno de los eventos más esperados, y muy importante para recordar en estos momentos, fue la misa en Ciudad Juárez -seguida a ambos lados de la frontera-, luego de rezar frente al Río Bravo a los pies de una cruz blanca erigida en el lugar que separa México de Estados Unidos.

En el mayor corredor migratorio del mundo, Francisco habló de la «crisis humanitaria» de la migración.

«Son hermanos y hermanas que salen expulsados por la pobreza y la violencia, por el narcotráfico y el crimen organizado. Frente a tantos vacíos legales, se tiende una red que atrapa y destruye siempre a los más pobres», señaló el Papa.

El jefe de la Iglesia católica, quien días atrás había pedido que México sea un país «donde no haya que emigrar para soñar», se despidió citando al poeta Octavio Paz de quien leyó el comienzo de su poema «Hermandad» y dijo:

«La noche nos puede parecer enorme y muy oscura, pero en estos días he podido constatar que en este pueblo existen muchas luces que anuncian esperanza».

«Estamos a tiempo de reaccionar y transformar, convertir lo que nos está destruyendo como pueblo, lo que nos está degradando como humanidad», señaló Francisco.

Francisco en Palacio Nacional

Era el primer discurso de Francisco en México. Y era la primera vez que un Papa era recibido en el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo.

Ante la clase gobernante, el jerarca católico no dejó pasar la ocasión para lanzar una crítica indirecta sobre la responsabilidad de los dirigentes en los males del país, un concepto en el que hizo especial hincapié.

La realidad mexicana, dijo, «nos lleva inevitablemente a reflexionar sobre la propia responsabilidad a la hora de construir el México que queremos» y aseguró que un futuro esperanzador se forja cuando la sociedad se empeña en el bien común.

“Cada vez que buscamos el camino del beneficio de unos pocos (…) la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión, la violencia»

En su discurso, Francisco abogó por la construcción de una política «auténticamente humana» y apeló a la responsabilidad de los dirigentes, quienes deben «de modo especial trabajar para ofrecer a todos los ciudadanos la oportunidad de ser dignos actores de su propio destino».

Otro momento emotivo

El perdón a los indígenas

El Papa aprovechó su paso por Chiapas, el estado con mayor población indígena de México y el más pobre, para pedirle perdón a las comunidades indígenas.

“Sus pueblos han sido incomprendidos y excluidos. Qué bien nos haría a todos (…) aprender a decir: ¡Perdón! El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita», señaló el sumo pontífice.

Francisco no sólo celebró una misa acompañado con diáconos indígenas donde se hicieron lecturas en idiomas nativos, sino que decretó oficialmente el uso de lenguas originarias en ceremonias religiosas.

En Michoacán

En su encuentro con los jóvenes en Morelia, Francisco les dijo que ellos representaban la riqueza, la esperanza y la dignidad de México.

En una tierra asediada por la violencia, aconsejó a los jóvenes y los llamó a que no se dejen seducir por el narco: «No se dejen desvalorizar, no se dejen tratar como mercancía».

«Es mentira que la única forma de vivir, de poder ser joven es dejando la vida en manos del narcotráfico o de todos aquellos que lo único que están haciendo es sembrar destrucción y muerte», señaló Francisco.

El Papa pronunció 13 discursos ante cientos de miles de personas durante su visita

(Con información de BBC Mundo)

Universidades jesuitas asesorarán a estudiantes deportados de EU

Universidades jesuitas asesorarán a estudiantes deportados de EU

La Asociación de Universidades confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) y el Sistema Universitario Jesuita de México (SUJ), se comprometieron este martes a asesorar y orientar académica y jurídicamente a los estudiantes que sean deportados o retornen debido a su estatus migratorio.

«En congruencia con nuestro compromiso por la justicia y la transformación de la realidad social, declaramos nuestra innegable protección y respeto a todos los estudiantes, sin importar su estatus migratorio, quienes contribuyen con sus experiencias, cultura e ideas, al enriquecimiento de la sociedad», señalaron las instituciones de formación jesuita, en un comunicado conjunto.

Agregan que «nos encontramos en un momento histórico, en el que nuestras universidades deben contribuir a generar una conciencia de pertenencia a una ciudadanía global, a través de la integración del estudiantado, con el objetivo de hacer tangible la pertenencia a una misma humanidad.

A continuación el comunicado íntegro:

Comunicado Ausjal Suj 070217 by Comunicación Jesuitas México on Scribd